Cómo hacer abdominales Hipopresivos

Técnica para hacer los Abdominales hipopresivos

La técnica hipopresiva abdominal no es sencilla y puede requerir el asesoramiento de expertos para realizarla de la manera más efectiva.

Una vez que tenemos una postura correcta, la técnica continúa con una respiración lenta y profunda hasta una exhalación larga, apnea, y luego una inhalación sin inspiración.

Es decir, una vez que todo el aire ha sido expulsado y el período posterior de apnea ha ocurrido en nuestro cerebro, enviamos la orden de inhalar pero no lo hacemos, nos quedamos sin aire dentro y el estómago entra abriendo el área del esternón.

La hipopresión, de ahí el nombre de músculos abdominales hipopresos, ocurre cuando se empuja el vientre hacia adentro y se succiona hacia el esternón sin aire. Con esta aspiración, es aconsejable aguantar unos segundos y continuar respirando lenta y profundamente.

Los abdominales comprimidos se recomiendan para todas las personas, excepto para las mujeres embarazadas, las personas con presión arterial alta o las personas que se han sometido recientemente a una cirugía abdominal.

Una rutina apropiada de hipopresión abdominal es una rutina que incluye este tipo de ejercicio unas cuantas veces a la semana.

Los abdominales deprimidos a veces se incluyen en las rutinas de Pilates, porque para facilitar la respiración adecuada, la columna vertebral, la rejilla costera y la pelvis deben estar perfectamente posicionadas.

En cuanto a la postura, podemos empezar con lo siguiente: de pie, inclinados hacia delante o sentados, manteniendo la columna vertebral alargada como si un hilo tirara de la corona hacia el cielo, llevando la barbilla hacia dentro como si quisiéramos quitar la papada o la papada.

Una vez que hayamos adoptado esta posición básica, incorporaremos un movimiento.

Primero, normalice la respiración, inhalación y exhalación varias veces de manera relajada.

Libere todo el aire, vaciando los pulmones y bloqueando la entrada de aire a través de la nariz y la boca.

Ahora, actúa como si quisieras inspirarte, pero sin respirar, dejando las costillas abiertas y sintiendo cómo entra el abdomen.

Como puede ver, estos ejercicios se realizan en la apnea por espiración, es decir, dejando de respirar después de liberar todo el aire que había en los pulmones (espiración). También pueden realizarse sin apnea, es decir, respirando normalmente, si el médico lo considera apropiado para el paciente (por ejemplo, si el paciente es hipertenso), pero la ventaja de realizarlos en apnea es que los efectos beneficiosos de los ejercicios de hipopresión son mayores.

La presión abdominal: un método terapéutico y deportivo
El Método Hipopresivo ha sido diseñado desde dos puntos de vista: el terapéutico y el deportivo.

En el campo terapéutico, se destinan al tratamiento y prevención de diversas enfermedades funcionales como las digestivas, ginecológicas, urinarias, obstétricas o posturales.

En el ámbito del deporte, su objetivo es mejorar la forma física y la postura.

  • Prevenir el riesgo de lesiones.
  • Aumentar el rendimiento deportivo.
  • Reducir la circunferencia de la cintura.
  • Mejorar la función sexual.
  • Prevenir la incontinencia urinaria, etc.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *